Coincidiendo con la recuperación económica y del sector inmobiliario, la mentalidad consumista a la que estamos acostumbrados está cambiando, al igual que la forma de viajar y consumir, por ello, muchos apuestan por el alquiler vacacional que se está posicionando como una clara oportunidad de negocio, afectando incluso al arrendamiento tradicional de larga temporada. La demanda está aumentando y la oferta cada vez es menor.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies